jueves, 28 de noviembre de 2013

Ciudades Libres en Honduras

Shanghai Dawn

En las recientes elecciones, Honduras ha dado un importante primer paso para abandonar la deriva socialista latinoamericana. Con las ZEDE, comúnmente conocidas como Ciudades Modelo o Ciudades Libres, el país abraza tímidamente el capitalismo más radical; un abrazo necesariamente pequeño, pero que probablemente crezca y acabe abarcando a otros países de la región.

Las Ciudades Libres surgen como solución a un Estado fracasado, abatido por la corrupción y la guerra contra el narcotráfico, incapaz de proteger los derechos de sus ciudadanos y a la vez obstáculo para que los ciudadanos organizen su propia protección.

Hace algunos años, algunos políticos hondureños honestos empezaron a buscar soluciones para unas instituciones que no funcionaban. Mark Klugmann, un asesor político que andaba en la época por centroamérica, había observado cómo Hong Kong, un pequeño enclave portuario, había podido transformar con el tiempo las instituciones de un gigante como China. Entendió que la forma de transformar un país no es aplicando leyes de arriba a abajo, un proceso que siempre va a ser influido por intereses espurios y partidistas, sino coger un pedazo pequeño y deshabitado del territorio que pueda servir de ejemplo, y transformarlo.

Las Ciudades Libres están basadas en el concepto de zonas LEAP de Krugmann (Legal, Económica, Administrativa, Política). La idea va más alla de una simple zona económica especial; no solo cambian las reglas impositivas, también la propia naturaleza de la insitución pública, que incluso podría ser totalmente privada, y la jurídica, pudiendo acogerse la zona a jurisprudencias extranjeras de reconocido prestigio, subcontratando de hecho la justicia, hasta que la propia Ciudad Libre construya su propia credibilidad legal.

Además, para que funcionen, es imprescindible que sean de acceso libre (al menos para los hondureños), de manera que los ciudadanos puedan elegir libremente si incorporarse a las mismas o no, dependiendo de la eficacia de su gobierno.

Se crearán varias de estas Ciudades Modelo (ZEDE) con la intención de que compitan entre ellas, experimenten y prueben. Ya hay varios modelos para las mismas: Startup Cities, Charter Cities, LEAP Zones, y más que irán surgiendo. Significa la introducción de la competencia en el único mercado en la que todavía estaba ausente, el del gobierno y la administración pública.

Honduras necesita salir de su crisis particular, con un 40% de paro, un tercio de la población deseando marcharse del país, un 14% en EE.UU (millón y medio), y los problemas de violencia y corrupción. Su localización junto al canal de Panamá lo hace un lugar magnífico para el comercio, con costas tanto en el Caribe como en el Pacífico, a tiro de piedra de EEUU y prácticamente en el centro de las Américas, un clima envidiable y recursos naturales y energéticos abundantes.

El proceso está en marcha. Si todo va bien, a lo largo de 2014 se crearán entre tres y diez de estas zonas. Ya hay empresas interesadas, ya hay inversores implicados y las elecciones y la población en general son favorables al proyecto. Deseémosle pues lo mejor a los hondureños y que su proyecto sirva de ejemplo no solo a Centroamérica, sino al resto del muno.

Más información (en inglés la mayoría):

http://panampost.com/mark-klugmann/2013/11/21/disruption-what-the-honduran-elections-mean-for-the-cafta-economies/

http://reason.com/archives/2013/05/13/the-blank-slate-state

http://zede.gob.hn/

http://www.youtube.com/watch?v=QwlZ9HAwBpc

http://www.youtube.com/watch?v=hDHup1RjCb0

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada